¿Por dónde empezamos en la Educación?... Por Jorge Ortega

08.02.2017

Querido lector/a:

Quería darte las gracias por haber decidido invertir tu valioso tiempo en leer este humilde post.

Antes de comenzar y "entrar en faena", me gustaría hacerte tres preguntas simples y que contestes con total sinceridad:

  • ¿Recuerdas la última vez que hiciste una división por tres cifras en el divisor sin usar una calculadora?
  • ¿Y la última vez que analizaste sintácticamente una oración?
  • O mejor aún, ¿La última vez que situaste todos los ríos con sus afluentes, cordilleras y fronteras naturales de España en un mapa físico mudo?

Todo esto te suena lejano y un tanto obsoleto. ¿Me equivoco? He elegido estas cuestiones totalmente al azar, puesto que podría haber escrito otras muchas. ¡No será por contenido académico en las aulas! Tenemos para dar y tomar.

¿Cuánto tiempo llevamos oyendo hablar sobre el cambio tan necesario que requiere nuestro sistema educativo? ¿ Y de Innovación Educativa y/o mejora de los procesos de enseñanza de los alumnos? Bastante, ¿verdad? Entonces... ¿Qué está fallando cuando España sigue liderando el ránking de abandono escolar en la Unión Europea? Exactamente con un 19,97% según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), correspondientes a los estudios del 2015.

Bajo mi punto de vista, la educación actual está saturada y colapsada por los siguientes motivos:

  • Se tiene a los libros como principal herramienta, cuando es (y estoy a favor de ello) un recurso muy útil e importante, pero a la vez puede ser complementario a otros muchos recursos; páginas web educativas, blogs, dinámicas individuales, trabajo cooperativo, etc. ¿Cuántos libros llevan los niños en sus mochilas? Sin contar los adicionales de lectura obligatoria, resolución de problemas, blocs de educación artística, estuches, agendas, etc.
  • Programas de evaluación puramente burocráticos que no se acercan en su totalidad a la realidad en los Colegios y al ritmo diario de una clase, fijándose únicamente en el currículo de cada una de las asignaturas.
  • El profesorado; al cuál cada vez se le pide más, pero cuenta con el mismo tiempo (o menos) y con el mismo número de recursos a su alcance, provocando así que la enseñanza no sea tan individualizada como se desea. Al igual que cualquier otro profesional, su creatividad y capacidad de crear también tienen un límite.
  • Se necesita una reestructuración de espacios, de metodología, de técnicas de trabajo, de alianzas y hermanamientos entre el profesorado. No por trabajar más horas se produce más. Trabajemos de manera inteligente y seamos verdaderamente productivos.

Por lo tanto, ¿Cuáles son para mí los pilares fundamentales que necesitarían ser revisados y apostar más por ellos en los Colegios?

  • Educación en Inteligencia emocional: la gran olvidada en las aulas. ¿Es rentable a largo plazo tener promociones de alumnos dónde lo único que premia son los resultados académicos sin haber ni siquiera tratado de cerca la importancia de la Inteligencia Emocional en el desarrollo óptimo del ser humano, sea de la edad que sea?
  • Medidas eficaces para acabar con el acoso escolar: ese tema tabú en la mayoría de los Centros Educativos, dónde se mira hacia otro lado cuando un caso sale a la luz, dónde el principal afectado es la propia víctima y dónde los padres se sienten desprotegidos ante unas leyes que no hacen nada por tomar medidas claras, concisas y con resultado.
  • Valorar el papel del profesorado: dejemos atrás esa imagen de trabajador que vive muy bien y tiene dos meses de vacaciones de verano. Sí, es cierto, tenemos dos meses de descanso, pero si contamos las horas de trabajo, esfuerzo, sacrifico y responsabilidad que hay detrás (al igual que en otras muchas profesiones) seguramente no salgamos tan bien parados. ¿Las huelgas de deberes ayudan o perjudican a la hora de valorar una profesión y mantener el papel de "autoridad" en la clase?
  • Escuchar al alumno; los pequeños (y no tan pequeños) tienen mucho que contarnos y enseñarnos. Hagamos de ellos los principales protagonistas de su propio proceso de aprendizaje. Los profesores deberíamos escuchar más y hablar menos.

· Evaluación por niveles competenciales:

  • Enseñar a los alumnos a Aprender a aprender y no memorizar de manera mecánica y sistematizada. ¿Cuantas veces los niños han expuesto en un papel ideas que no entendían y posteriormente han sido olvidadas de manera automática?
  • Sentido de iniciativa propia y espíritu emprendedor; convirtiendo todas esas ideas que surgen en sus cabezas en actos, en hechos palpables y medibles y así empecemos a generar ese cambio tan deseado. Incidir en mejorar las destrezas y habilidades esenciales en una capacidad de análisis, planificación, organización, gestión y toma de decisiones; capacidad de adaptación al cambio y resolución de problemas.
  • Competencia social y cívica; enseñemos y formemos a ciudadanos responsables y libres, con el objetivo de que puedan desenvolverse de manera óptima en nuestra sociedad actual y democrática.
  • Enseñanza por proyectos: Si, pero proyectos bien definidos, correctamente estructurados y sobre todo evaluados de manera óptima, con el fin de tener una visión más global y a la vez más individualizada de cada alumno.

Para ir terminado, me gustaría mandar tres mensajes:

  • 1.- A ti, lector, si has llegado hasta este punto, significa que al menos he podido captar tu atención durante unos pocos minutos, por lo que espero haberte servido de ayuda. Al final del post expongo brevemente mi biografía y las redes sociales dónde podrás encontrarme. Hablaré contigo con mucho gusto.
  • 2.- A Manuel Fdo. Rodríguez por su confianza a pesar de no habernos conocido aún en persona. Las sinergias están en el lugar menos esperado. Mucha suerte con todos tus proyectos.
  • 3.- A los profesores, maestros, educadores; sigamos trabajando, creando y ayudándonos entre nosotros porque así podremos cambiar el paradigma educativo actual.

Y ya sí que, para finalizar, me gustaría hacer un llamamiento, una pregunta que invite a todos a replantear y reflexionar, para poder aportar nuestro granito de arena y así buscar aportaciones, diferentes puntos de vista, respuestas y posibles soluciones a este tema tan importante que nos incumbe a todos:

En la Educación... 

¿Por dónde empezamos?

Sobre mí...

Jorge Ortega, 29 años y natural de Toledo.

Desde el 2011 ejerzo como Maestro de Educación Primaria en el Colegio Diocesano Santa Clara de Ocaña (Toledo) Soy Experto en Inteligencia Emocional y acoso escolar en los Centros Educativos. Comprometido con la Educación y el cambio. Actualmente cursando un Máster en Dirección, Innovación y Liderazgo de Centros Educativos.

Trabajador Social; colaboro en Proyectos educativo - sociales de Cooperación Internacional en Latinoamérica, concretamente en Perú y Argentina.

Delegado de la zona centro de la Agencia y Consultoría en Marketing Educativo e innovación pedagógica Marketing & Schools. Responsable de Logística de los I Premios Nacionales de Marketing Educativos.

He impartido en Fundesem Business School de Alicante unas jornadas para padres sobre Ciberbullying. Además, he participado en eventos nacionales como El País con tu futuro.

Veo cada día como una gran oportunidad de crecer, aprender y seguir trabajando para conseguir mis objetivos.

¡Mi lema es sencillo!

Work hard & be excellent

Jorge Ortega ¡Sígueme en redes sociales!

En Facebook

En Twitter

En Instagram

Nota: Ni el autor del libro, ni SEPUE, ni la línea editorial se responsabilizan de las libres opiniones aquí descritas por el escritor de este artículo. 

¡Cómpralo! No te quedes sin él.

¡Anímate, escribe el tuyo y te lo publicamos! 

(Mira en el Blog las instrucciones)

Ir arriba