¿De verdad que los Coach son la solución a tus problemas?

12.05.2018

Queridos coach, queridos y apreciados amigos que ejercéis en la totalidad o en parte; queridos todos, como dirían en la tele. No estoy en contra de vosotros, ni del coaching, para nada. Estoy en contra de "vende motos", de iluminados, de charlatanes, de falsos gurús, de estrellas de una burbuja, de "aprovechadores" de la debilidad humana y de las personas emocionalmente manipulables, de que se vendan formas con fórmulas adheridas de cómo ser feliz bajo un coste, de el aprovechamiento de la palabra "ayuda" como "arma de marketing", de la confusión de conceptos creados por y para un solo motivo como es el interés lucrativo. Estoy hasta el gorro igualmente de ver como se aprovechan del dolor, de la desesperación, de las desgracias ajenas y que para darles soluciones a ellas, sean tan capaces de cometer el gran "pecado", por llamarlo de alguna manera, de ver en vosotros, los que actuáis con esta praxis dolosa, culposa y en la mayoría de los casos hasta premeditada, la "salvación" a los problemas.

Si alguien se molesta al leer estas pocas palabra y que darían para mucho y con variados casos reales, los de verdad, los que puedo demostraros con las personas afectadas al lado, y no las "americanadas" que como ejemplo se utilizan y que en España ni funcionan ni tienen nada que ver, y que previamente te diré que no soy un detractor, no soy un inconformista de todo esto, ni tampoco soy un enemigo, ni tuyo ni de nadie. Y como puede que te sientas ofendido si eres parte de esta "crítica" o las formas, mis formas de expresarlo, y que interpretarás, y según reza en vuestra filosofía, al menos en la original (tengo unos 110 libros leídos que me lo confirman y por ello, entre muchas otras cosas que no solamente libros, creo que tengo el criterio para dar mi opinión, que en definitiva es lo que es), coge lo positivo que hay en ella, si quieres verlo lo verás, y por favor, piensa y sé uno de los que empieza a hacer las cosas distintas y diferentes, reales, mejores... y no seas una fotocopia más. ¡A gritos hay quejas y opiniones negativas! Aprovéchate de ellas para hacerlo como se debería. (Palabras poderosas, ¡¿no?!)

Y oye, que si no puedes vivir de esto por mucho que sea tu pasión (aplicarse esa frase que tanto se repite en el mundillo; "es un error enamorarse de tu idea") ni tampoco obtener ingresos, pues como dicen en todos los sitios; "lo que hay es lo que hay", que hoy hay médicos trabajando de camarero y no pasa nada, ¡eh!

Y digo más...

Un tema tan peliagudo como este siempre lleva a discusiones. Unos que se sentirán ofendidos como una agresión hacia ellos personalmente, curiosamente reaccionan al contrario de su "enseñanzas", eso sí; hacia los demás, ¡claro está! Otros, muy pocos, entenderán el fondo por el que escribo este artículo y si lo leen con la debida apreciación lo encontrarán, pero la mayoría, muchísimos, lo interpretarán como algo negativo y en contra. Nada más lejos de mi intención, lo insisto. Cada uno es libre de expresarse y coger el camino que estime oportuno, personal y/o profesionalmente.

Tras mi opinión, insisto, que solo es eso y que pueda que coincidas con ella o no, encontrarás, si te permites completar la lectura antes de que te pueda la controversia y se haga patente en tus carnes, medita y ponte en el lado opuesto a ti. Pero no me des un "cambio de tortilla", eso diría muy poco, si dices, hazlo con criterio, no tu criterio, sino el honesto, el que sabes de corazón y consciente que es la verdad. ¿Sabes qué ocurre? Que estoy demasiado acostumbrado a lo contrario... Si no, mejor no decir nada.

Eso sí, hay varias cosas con las que no estoy ni conforme ni jamás lo estaré. Escribo lo que veo y palpo, lo que tanto en mi persona como en las de muchas otras que terminan por llamarme para "salvarles" y que ya no tienen remedio, lamentablemente, que por culpa (cuanto menos, irresponsabilidad) de ciertas "metodologías de salvación", en la mayoría de las ocasiones, y digo bien; por culpa, y que quiero describiros algunas, han terminado desastrosamente.

Sobre los métodos... Los que están muy bien como parte de esa motivación y/o "lecciones motivadoras" (sean o no con ese juego de palabras que ya es un chascarrillo; "motiv-acción", que casi me da la risa) que se ofrecen a otros y desde "las lentejas propias" aseguradas y dirigidas a quienes no las tienen o peligran, o como negocio, puro y duro. Todo ello sin importarles lo más mínimo la situación real de esa persona, sus capacidades o bien las que no tiene.

¡Láncese y sean dueños de su vida hacia el éxito! ¡Ole, ole y ole...! (ya con eso, todo es posible) ¡O no!, porque si no compras mi curso no podrás llegar a conseguirlo... que algunos se permiten el lujo de afirmar (¡Que forma de engañar más peculiar!)

Es más, he visto en persona como tras las "lecciones" del orador de turno, curiosamente definido como speaker, y que no sé si alguien se ha molestado en indagar sobre su significado, hablar de la ayuda a los demás, de esas bondades que nos enriquece como ser humano y demás palabritas mágicas, y rechazar de plano y a la cara sin dedicarle ni unos segundos a ese saludo personal casi obligatorio tras la "interpretación" de la ponencia a las persona que se te acercan y por ir vestidos, digamos, como trabajadores. Y escucharle por detrás como le indicaba a un miembro de su equipo esto; "A esos no, que no tienen pinta de tener dinero".

Esto ocurría cuando hacía diez minutos, poco más que decía esto de su boca:

"No valoréis a la gente por su primera impresión, ya que en España solemos buscar el resultado o la venta inmediata. Hay que cultivar el medio o el largo plazo para conseguir clientes y fidelizarlos"

¡Curioso! (Iba a decir "asqueroso", pero ...)

Otros, la mayoría, después de sacar el libro mágico de turno tras el maravilloso curso que "les capacita" (es una mentira total, ya que en España, no existe eso de soy diplomado porque tengo un diploma de una "escuela", de la mano de la mayoría de Asociaciones sin ánimo de lucro debidamente constituidas, pero con un "ánimo contrario" y amparándose en la regulación de la supuesta profesión de turno, que es otra mentira, de las que salen; ¡Muchos y variados lucros! - Véase por un momento el Ministerio de Cultura o el de Educación-), empiezan a querer sumarse a esta especie de "burbuja" y de rentabilizar todo aquello que se les pase por la imaginación, que no es creatividad, porque si lo fuese se darían cuenta de que no están haciendo nada nuevo, solo copiar y copiar.

¡A ver!, poner a la gente a saltar, pasar por vidrios rotos, recortar figuritas de papel, ponerlos a interactuar entre sí (casi como en el cole) y hasta hacer ganchillo, bailar, chocarse las manos, gritar, etc... y etc... todo vale. ¡¿Cómo lo digo sin decir tacos...?! No, mejor no digo nada, pero más abajo lo explicaré, aunque esto es más viejo que mi abuela y a ver si hablando en castellano antiguo, se me entiende mejor. 

Y aquí hago un inciso:

<< En España somos capaces de hacer estas cosas que describo:

a.- Coger lo que en EEUU llevan haciendo treinta años (en absoluto como se debiese y debería originariamente), darle nuestro "toque", algunos lo consiguen por ser los primeros y se hacen millonarios, otros copian a estos "nuevos gurús", y transformarlo de tal forma que nos quede un batiburrillo de imitaciones y "fracesicas", para venderlos después a los sudamericanos y demás países latinos de turno, incluido el nuestro. ¡Y todo esto como una SALVACIÓN A TODOS LOS PROBLEMAS!

b.- Llenar auditorios a unos costes, que están entre los 65,00€ y los 165,00€, según tus posibilidades (hay mucha variedad de precios, incluso gratuitos pero con la misma finalidad), ya que a los asistentes los separan por clases; los que pueden y los que no pueden (plata, diamante, platino, cobre y hasta aluminio, este último en plano de broma, pero así es). Una forma de saber de antemano el "objetivo a cazar" y después en el "sistema", su sistema, tras la charla y que aquí te explico; 

Un cuello de botella por el que has de pasar y por varias personas del equipo del "gurú" que además, si quieres salir a la calle, donde por efecto y defecto de las propias emociones y sugestiones causadas por los mismos, esa motivación que consiguen arrancarte porque en realidad o quieres mejorar o necesitas darle solución a alguno de tus problemas (no siempre los que de verdad lo son realmente), contratas ese "cursito" que ya tienen listo para ti según donde te sentaste o te hicieron la selección previamente, a un precio asumible para ti, y decides comprarlo por un único motivo: Tomás la decisión de hacerlo porque lo haces desde la emoción. 

¡Ellos lo saben ya de antemano! >>

Yo siempre, pero siempre, digo esto; 

No tomes decisiones con emociones

Por si no lo sabías, estas técnicas son tan viejas que vienen desde la primera guerra mundial para motivar a los soldados a luchar a pesar de saber que iban a morir. ¡Les tocaban el subconsciente! Es ahí donde te tocan a ti... (Soy un buscador de respuestas a dudas que mi interior me plantea... ¡por eso creo que leo demasiado en busca de obtenerlas!)

Te aseguro, querido usuario de esto y de otras "cosas", que el único que resuelve sus problemas, más bien, mejora su negocio, es él o ellos, quien o quienes lo organizan y se presenta como "salvador" y "salvadores" (poco más que como estrellas de Hollywood), que ya me da que falta poco para que se atrevan a ponerlo y publicitarlo de esta forma, ¡visto lo visto! Ese sí que gana dinero... el resto, te aseguro que les importa, le importas, un carajo.

¡Odio que le tomen el pelo a la gente! que solo busca desesperadamente una solución a sus problemas.

Y diré un taco ahora, o dos; ¡Pero cojones!, no te das cuenta que tu negocio no funciona porque lo has empezado con ilusión y enamorado de tu idea, pero sin tener ni puñetera idea de gestión, ni de legalidad, ni te has molestado en hacer un proyecto previamente, ni has consultado a profesionales que sí saben de tu sector, has valorado pros y contras, ni has contado con una viabilidad de fondo económico de maniobra, ni tienes manuales de ejecución para saber que tienes que hacer al día ni tus empleados saben ni los formas para ello (en el caso de que los tengas), entre otras muchas... ¿y vas a estos shows en busca de qué?

De que el showman de turno, lo que son (lamento decirlo así pero "así lo han hecho" y los verdaderamente profesionales, muy muy muy muy muy pocos, que aplican técnicas útiles y éticas, resalto lo de "éticas" y a cada persona individualmente, que no todo les sirve a todos por igual, lo han consentido; por quedar bien con todo el mundo, por no criticar y estar en contra de ello por mantener cierta amistad, por no perjudicar a nadie, porque otros no piensen que son detractores o crearse enemigos por decir verdaderamente lo que ocurre y está ocurriendo en este sector, otros porque han metido literalmente la pata al sumarse a ello en más o menos medida y por rentabilizar su profesión, entre otros tantos casos) está ahí porque es su negocio y tú vas y acudes como parte del mercado, es decir; 

ERES VULNERABLE, DÉBIL, EMOCIONAL Y... por tanto; MANEJABLE.

¡Me es intolerable el engaño! Me empieza a repugnar la palabra "ayuda", tan empleada y desprestigiada. AYUDA ES AYUDAR, algo altruista. No a cambio de 2.500,00€ (precios de mercado de algunos/as)

Te voy "a sacar las cuentas" de cómo lo hacen:

  1. Cursito/s que ellos hacen, contaminados la mayoría, prácticamente todos, por lo mismo que van a hacer con sus futuros clientes, contigo por ejemplo, y ejecutarlo con las mismas técnicas (curiosamente ni se han dado cuenta de ello en sí mismos... ¡Para mí es sorprendente de cómo es la mente humana!). Pero como cada uno tiene su propia "creatividad", lo transformará según lo aprendido hacia dos caminos; alimentar su ego (que no es entusiasmo por hacer el bien a los demás, eso es mentira, si no lo harían gratuitamente),  y alimentar su bolsillo. (Es meramente un negocio, nada más. Para mí, un negocio al que le falta ética y mucha)
  2. Libro al canto, o dos, o tres, o 28. (Algunos, y siendo solo un aprendiz de escritor, realmente patéticos o copiados)
  3. Charlita gratis donde es en ese momento cuando tomas la decisión por emoción de comprar el curso que inmediatamente te vende, pero a los pocos segundos de terminarla para que no pienses, lo compres y como una oferta a un precio inferior y muy asequible, un supuesto "regalo" ¡vamos! Todo esto también alimentado por weinar (charlitas por Skype) gratuitos y similares. (Aquí el método de venderte es el mismo) ¡Oye! Y vale todo eh... Te dicen como ganar dinero, tener éxito y poder hacer todo lo que te plantees y mil cosas más para llevarte a su terreno, pero; si es así, por qué me lo haces desde el salón de tu casa y no desde una gran oficina que refleje en ti lo mismo que tratas de venderme para que yo lo consiga. ¡Siempre les falla el escenario! De este detalle tan importante y otros de sentido común, sorprendentemente no se percatan nunca)
  4. Cuando hayas hecho el primer cursito, te darás cuenta de que el enfoque es llevarte a otro más caro, donde te garantizan que ahí, en ese mismo, está la solución a tus problemas o tu necesidad de mejora, "en ese"... Y así sucesivamente; ¡parce no tener fin! Del barato, el asequible, al siguiente más caro, y de ahí a otro y a otro y otro...

¡Eso sí es sacarle partido a copiar de otros, darle otro enfoque y hacer power point y pdf con soluciones y plantillas que te llevaran al "éxito"!

¡Mentiras y más mentiras!

¿Sabes de dónde viene esta casi manipulación, que no es una táctica de venta, ni mucho menos? De estudios sociológicos y neuronales que se solían aplicar en las grandes superficies y centros comerciales casi desde sus inicios en los años 30 en EEUU. ¿Te suena la música motivadora que suelen poner en las conferencias donde van a venderte este tipo de cosas? ¿A que también te suena cuando en la discoteca, pub o centro comercial, ponen música aburrida media hora antes del cierre? ¡Pues aquí lo mismo!

¡Los psicólogos, tanto españoles como de otros países, se están tirando de los pelos de lo que están viendo! Te lo aseguro...

El otro día hablé con una amiga que es psicóloga y Doctora, y me decía esto;

En estos momentos, ni nosotros sabemos muy bien qué está pasando con todo esto, La gente se está dejando manipular por emociones supresivas y pasajeras, en busca del alivio momentáneo emocional que les agrade pero sin que se sientan agredidos por la verdad, la que no quieren ver. Viven en una irrealidad y en su subconsciente. De eso se están aprovechando muchos de los que hay dando lecciones por ahí... (mejor no sigo porque sé que sería ofensivo en cierta manera)

Como podrás interpretar: TODOS SOMOS MANIPULABLES... La diferencia es quien está en el lado consciente, que no somos clientes ni usuarios de esto, y los que sí lo son, que como dice una neuróloga en petit comité; "Nos estamos volviendo imbéciles."

¿De verdad crees que en media mañana, lo que no has hecho bien hasta la fecha lo vas a hacer a partir de ella por tener un rato de emociones positivas?

De emociones motivadoras a que muevas el culo... (¡que no es otra cosa!)

De aprender lo que ni antes, ni al salir sabes ni sabrás hasta que no te pongas en manos de un experto en empresas, en temas fiscales o similares, en creación de proyectos y viabilidad, y otros tantos de los que sí te van ayudar a encontrar la solución a tus problemas REALES Y PALPABLES.

¡Ahí si tienes que invertir ese dinero!

Donde antes no lo hiciste y así te va y por ello estás emocionalmente jodido.

Y lo que a continuación escribo, que no te sea ni una lección por mi parte, ni un consejo, ni mucho menos una "ayuda", solo te pongo mi experiencia, tú eres el que debes de tomar la decisión:

Si quieres emociones y motivaciones, mírate a un espejo, no te mientas, escribe y plasma, uno por uno y claramente, cuáles son todos tus problemas y en qué te está afectando.

A partir de ahí, medita si tu falta de motivación e ilusión, tus problemas, nos los conoces ya de antemano. Ahora pregúntate el por qué narices no te pones a solucionarlos uno a uno y con quien te los vaya a solucionar.

Deja de una puñetera vez de pagar porque te den palmaditas en el culo de vez en cuando para ponerte a hacer lo que tienes que hacer y lo sabes perfectamente. Deja de hacer grande y rico a charlatanes que en poco o nada te van a solucionar aquello que tienes por hacer. Y si necesitas "ayuda" remunerada, acude a quien de verdad te lo va a solucionar. ¡A EXPERTOS!

Hace pocos días escuché una gran frase: "Estoy hasta los gurús"... ¡Ahí lo dejo!

Pero que esto no te suene a que yo me estoy vendiendo y en detrimento le estoy echando "porquería" o desprestigio a los coach, ni al coaching, ni a los que organizan eventos de este tipo que aquí dejo patente mi opinión con criterio total, ni porque ellos, como algunos de los ex-alumnos de estos mismos que compraron y compraron los famosos cursos y demás, que más tarde vieron que habían tirado a la basura miles y miles de euros porque no les sirvió de nada, les alaban como logro de lucro. Es decir; que ganan dinero con ello y eso ya, de por sí, es un éxito del supuesto "gurú" o iluminado de tuno.

Nunca he considerado un éxito ni ser exitoso a quienes mienten, engañan y fantasmean desde su propio ego y toman a los demás por imbéciles o "menos" que ellos, ni tampoco de encontrar la forma de aplicar esta fórmula a las personas emocionales, con problemas personales y/o profesionales, a los débiles o manipulables (que todos los somos o lo hemos sido y/o seremos en algún momento):

Problemas = Desmotivación ... Yo te doy lo que necesitas para solventarlos todos, se llama ACCIÓN y yo soy el que más sabe, soy casi como "Dios" en los negocios. Mis cursos, mis métodos, mis "formulas", te llevaran al éxito.

¡Con todos mis respetos al lector, váyanse a tomar... , fantasmas! (¡termina en culo!)

Y sabes lo más gracioso, que luego pasa esto:

- Separados, o a punto, o son infelices... sino de qué te pones a ligar si estás casado, felizmente, según algunos/as. ¡Coño, aplícate tus lecciones!

- Si sabes tanto, por qué sales de un trabajo y tu primera empresa es esta, sí, esta, esta de engañar, claro está.

- Si sabes tanto, yo de ti no paraba de montar empresas viables y exitosas en vez de estar perdiendo el tiempo vendiendo cursitos y charlas.

- Si tan bueno eres, qué haces trabajando de funcionario o con otros negocios que te sostienen, y que por lo que me imagino y se deduce, muy bien no te irán cuando estás "pluriempleándote".

- Y si tan, tan, tan bueno eres, por qué coño no te das de alta en el régimen general de autónomos y dejas de decir; "es que eres freelance", como si estos no tuviesen obligaciones tributarias y fiscales, entre otras. (Hay muchos de estos)

¡A vale! ¡Calla! No me lo digas, es verdad, se me olvidó, perdóname "Dios" de toda la sabiduría en los negocios y conocedor de todos los elementos que nos faltan a los mortales:

<<Que tú tienes que compartir al mundo y con otras personas que has encontrado la fórmula del éxito, de la libertad financiera y de la felicidad.>>

Estoy por decir más palabrotas y no sé si atreverme a decirlas...

(A todos estos los mandaría a tomar por saco, como poco...)

Así que para terminar, diré unas pocas cosas más, tanto a los "mortales" como a los "Dioses", y esto es simplemente mi opinión, no una lección, no soy quien para dártela:

I.- A los "mortales"...

Si tienes problemas, sepáralos, y busca la solución a cada uno de ellos. No hay ni fórmulas ni métodos mágicos, ni consejos, ni palabras que te hagan cambiar la perspectiva de cómo solucionarlos. Busca realidad, soluciones tangibles y dirígete a quien sea experto de verdad y en cada una de ellas, y así podrás, poco a poco, solventarlas.

No seas otro más que alimente el bolsillo de a quien solo le importa eso, llenárselos a costa de tus malos momentos o decaimiento, ni tomes decisiones con emociones, insisto una vez más.

Te aseguro que allí no encontrarás la solución, te lo aseguro.

II.- A los "Dioses"...

Puedes ponerme como ejemplo del negativo, del que critica, del que está en contra de lo que según tú y otros tantos repetidos como tú, soy el que no quiere cambiar (con vuestros "supuestos cambios", llamados también "tus cursos o métodos"), el que no tendrá nunca el éxito ni saldrá adelante.

Pero te voy a decir una cosa que quizás no sabes; yo ya soy exitoso. ¿Sabes por qué? Porque nunca me voy a aprovechar de la debilidad de otras personas, ni les voy a engañar cegado por lo que crea, sois demasiado crédulos con vosotros mismos, ni les voy a vender a nadie lo que sé de antemano que no les va a servir de nada o muy poco... NO VOY A MENTIRLE A NADIE POR OBTENER UNAS CIFRAS, dinero, solo eso, dinero. ¡Yo no!

Moriré pobre, rico, feliz o infeliz, pero nunca, nunca, voy a conseguir nada a costa de otros, otros que vosotros consideráis inferiores. Los únicos inferiores sois vosotros por pensarlo y es más, por creerlo y actuar tan falsamente. ¡Ojalá que el "chollo" se os acabe pronto!

Y sé que pensaréis esto; ¡que puede ser, pero con los bolsillos llenos...! Puede que sí, pero te aseguro que hay "facturas" que te pasaran y que por muy llenos que los tengas, no tendrás suficiente para pagarlas.

Yo, y aquí lo reconozco, casi "metí la patita", la pierna entera en dejar que se interpretara que pertenecía a este sector. Y no te imaginas como lamento que la "dejadez" por mi parte en aclararlo, o bien enfocarlo como debiese, que en ello estoy, pudiese verme contaminado de forma indirecta. Me refiero a mis servicios profesionales. Y también en mi primer libro publicado, aunque eso sí, fue totalmente altruista y como medio para dar a conocer mi proyecto social, una Asociación de ayuda, ayuda real, ayudar por ayudar, sin más, y por el simple hecho de hacerlo. Por el convencimiento de que empresas y personas podemos ayudar a otra a mejorar sus vidas, impedir que sus negocios cierren o se despidan empleados, y como único pago la propia satisfacción personal. ¡Esto nos beneficiaría a todos! Ayudar a los que tienen problemas reales y no disponen de medios para solucionarlos. En ello no hay ni interés económico ni otros personales, en absoluto. Lo que más me está costando es que quieran verlo y hacerme entender en una sociedad egoísta, y cada día más, en la que vivimos y hemos contribuido a que así sea.

Y dicho esto...

Este es mi mensaje para los que si realmente tenéis ética, os importa lo que hacéis y el efecto que acusáis a los demás con vuestras lecciones y palabras...

Yo os pediría:

- No contribuyáis a alimentar ciertos métodos y este tipo de formación con vuestro apoyo, por muy amigo que seáis, llamarles la atención y hacerlo de forma pública y privada.

- Dejar de copiar de unos y otros. Ser honestos con vosotros mismos en primer lugar y después hacerlo con los demás.

- No alimentar más la motivación como solución a casi todo. No sabéis el daño que produce a vuestros semejantes.

- Ser humildes, la mayoría no lo son.

- No mentir, dejaos de mentiras y de transformar aquello que en otros países funciona, bien hecho, eso sí, pero aquí, en este país, sencillamente... no. ¡Dejad de poner ejemplos americanados!

- No confundir a la personas, ya que una cosa es alimentar el alma y "las ganas de hacer" con eso mismo, hacerlas. Para eso, recomendad a los profesionales que sí necesitan, no los que "parece que sí".

- Para que alguien me diga que su método es muy bueno, primero demuéstralo en ti mismo, y después, si quieres, véndelo a otros. ¡Al revés no, por favor! No entiendo la mentira de quien da lecciones de empresa o partes de lo que conlleva la misma, y nunca ha dirigido una propia.

- Y por favor, dejad de aparentar, en su más amplia definición. Eso es lo mismo que mentir.

- Si os consideráis "líderes del cambio", tenéis virtudes innatas y talentos variados, enseñarnos eso, como conseguirlos y/o al menos, como practicarlos para adquirirlos y para quien los necesite. ¡Dejaos de vender recetas mágicas!

- Hacer lo que tanto pregonáis hacia otros y tantas veces decís. La mayoría hacéis lo contrario. ¡Siempre!

Pero sobre todas las cosas, yo os pediría esto:

Si tenéis la capacidad de atraer a las masas, hacerlo bien, porque como lo estáis haciendo hasta ahora os diré lo que muy pocos se atreven a decir públicamente; Estáis aprovechándoos de otras personas y de sus debilidades. Eso no es honesto...

Os aseguro que si hicieseis las cosas como se deben dentro de vuestro sector, con las cualidades, actitudes y aptitudes necesarias y adecuadas para cada rama del coaching (y no, gracias, no necesito ningún curso, pero no creas que por carecer de él dejo de tener ni el criterio ni el conocimiento suficiente para decir todo lo que he dicho hasta ahora), TODOS SERÍAMOS MEJORES DE LO QUE SOMOS.

¡Así que ánimo! Os queda mucho por cambiar desde casi ante ayer... 

Manuel Fdo. Rodríguez